El Ayuntamiento de Granada ha dado la bienvenida y transmitido su apoyo a la recién creada Asociación de Comerciantes del barrio de la Cruz, que esta mañana ha sido presentada en el Consistorio por el concejal de Comercio, Manuel Olivares. La nueva agrupación, que nace con 50 miembros, surge con el objetivo de “frenar el declive y reflotar un barrio precioso y que siempre ha sido muy activo comercialmente”, según ha dicho su presidente José Luis Pozo.

Durante el acto de presentación, en el que también ha intervenido la presidenta de la Federación Provincial de Comercio, Marta Castillo, el concejal ha afirmado que “es importante focalizar en el comercio la ayuda y la atención que merece este barrio”. El edil ha incidido además en la necesidad de que las entidades públicas y privadas trabajen coordinadamente en beneficio de todos los distritos de la ciudad “con inversiones que vengan a quedarse”.

“No puede ser que un equipo de gobierno haga unas inversiones y que dentro de cuatro años se cambien. Hay que dar continuidad, tener altura de miras y visión a largo plazo”, ha señalado. “Conmigo van a contar siempre y tengo claro que la ciudad está por delante y que las medidas que se adopten no van a ser las que yo quiera, sino las que consensuemos entre todos”.

Tras manifestar su apoyo al fomento del asociacionismo, el responsable de comercio ha animado a la nueva agrupación de comerciantes a “sacar músculo y saber que podemos ser competitivos. Las grandes superficies no dejan de ser un número de asociados debajo de una nave industrial, yo quiero conseguir que estemos un gran número de comerciantes en las calles de Granada. Es mucho más agradable ir de compras en una ciudad donde los colectivos están de la mano y en la que se puede pasear, independientemente de que cada uno tiene sus pros y sus contras”.

En el mismo sentido se ha manifestado tanto el presidente de la nueva asociación comercial creada en el barrio de la Cruz, José Luis Pozo, como la responsable de la Federación Provincial de Comercio, Marta Castillo, quienes han abogado por la unión como una forma de poner freno a la problemática que vive el sector. “Creemos que estando asociados es la manera de trabajar todos juntos, de que se nos escuche, se dé a conocer nuestra situación y podamos participar en las medidas de promoción del comercio. Pedimos que se tenga en cuenta los barrios de la periferia en las compañas que se hacen de promoción del comercio”, han concluido.