Un gol de Yuri Berchiche en el 81´ le arrebata el sueño de la final al Granada.

A veces el fútbol es injusto y hoy lo ha sido para el Granada, que pese haber conseguido remontar la eliminatoria, se ha quedado a las puertas de la final de Copa del Rey. Los de Diego Martínez fueron muy superiores en el partido, pero un despiste defensivo a pocos minutos del final le da el pase a los bilbaínos que avanzan por el gol de visitante.

Era la noche perfecta para los granadinos, una fiesta absoluta se respiraba en las inmediaciones del estadio Nuevo los Cármenes desde muy tempranas horas del día. Previas por doquier y un sin fin de aficionados de ambos equipos apoyando a los suyos a muerte. Desde el recibimiento del equipo nazarí se podía percibir que iba a ser una noche mágica, de esas que el Granada suele brindarle a su gente en esta temporada.

Diego Martínez mandó a la cancha a todo su arsenal disponible a excepción de Roberto Soldado que no pudo ser parte de la plantilla por haber cumplido sanción por tarjetas amarillas. Por el lado de los vascos, Gaizka garitano sabía la importancia del encuentro y sacó a la cancha a su alineación de lujo con la excepción de Dani García que al igual que el sevillano rojiblanco cumplía sanción por tarjetas.

El partido comenzó como era de esperarse, con un equipo granadino yendo al frente y buscando la portería rival en todo momento, los bilbaínos por su parte trataban de aguantar los envites de los locales y apoderarse de la pelota para controlar mejor la ventaja que habían sacado en la ida. Los primeros minutos fueron de gran intensidad con dos conjuntos que querían imponer su juego a toda costa, las oportunidades de peligro eran escasas y los porteros no aparecían en el partido.

Al minuto 22 llegó el primer susto para los granadinos, el capitán Víctor Díaz quiso despejar el balón y mandarlo a córner, pero en su intento la pelota fue directo hacía la portería de Rui Silva, quien reaccionó de manera formidable para evitar el gol de los visitantes. A partir de ahí el Athletic empezó a controlar el juego y a llegar con más peligro a la meta granadina. Mikel San José tuvo la segunda ocasión para los leones, pero su disparo se fue por un lado del poste de la portería nazarí.

La tercera ocasión consecutiva de los bilbaínos llegaría por conducto de Raúl García quien no pudo aprovechar un gran servicio de Iñaki Williams y mandó su remate muy por encima de la meta rojiblanca. El Athletic dominaba por completo el partido y parecía estar cómodo en la cancha de los Cármenes.

Los granadinos no querían quedarse atrás y también empezaron a crear peligro en la portería de Unai Simón, Carlos Fernández lo intentó con un disparo raso, pero su remate fue bien atajado por el arquero vasco, el Granada empezaba a inquietar la meta bilbaína y la tribuna comenzaba a animar a los nazaríes a buscar el gol que empatara la serie. El equipo de Diego Martínez comenzó a apoderarse del partido en los últimos minutos de la primera parte.

Al minuto 44 llegó la ocasión más clara del primer tiempo para los granadinos, tras un saque de esquina, Yangel Herrera remató de gran forma, pero Iñaki williams evitó la caída de su meta al sacar el balón prácticamente de la línea de gol. Los primeros 45 minutos llegaron a su fin con el equipo granadino encimando al Athletic y sin prestarle la bola en los últimos minutos.

La segunda parte comenzaba con un Granada convencido de poder remontar la eliminatoria, no pasaría mucho tiempo para que el estadio explotara de alegría. Corría el minuto 48 cuando Darwin Machís mandó un gran servicio desde la banda izquierda que Carlos Fernández conectó de cabeza para dejar sin posibilidad a Unai Simón, que veía como el balón se alejaba y entraba a su portería. La afición del Granada estalló de felicidad, la serie estaba igualada y empezaban a creer en la remontada.

A raíz del gol granadino, el cuadro rojiblanco se hizo del partido por completo, el Athletic parecía haber recibido un balde de agua fría y no se veía reacción alguna por parte del cuadro bilbaíno. Garitano se dio cuenta de la situación tan delicada por la que estaba pasando su equipo y decidió mandar a la cancha a Iñigo Córdoba en sustitución de Ander Capa para tratar de recuperar la media cancha.

Diego Martínez tuvo que mover sus piezas debido a la lesión del venezolano Yangel Herrera, quién se resintió de unas molestias en el aductor, su lugar sería tomado por Yan Eteki. El granada lo seguía intentando, el segundo gol parecía llegar, pero el gran disparo de Carlos Neva salió apenas desviado de la portería vasca.

Pasaban los minutos y en el estadio se respiraba un ambiente de nerviosismo por parte de ambas aficiones. A falta de 15 minutos para el final del partido, Germán Sánchez aprovechó un gran servicio de Darwin Machís desde el tiro de esquina y mandó su remate de cabeza a primer poste para dictaminar el 2-0 en el partido y poner al Granada momentáneamente en la final de la Copa del Rey.

Todo era alegría en los Cármenes, la afición rojiblanca veía como su equipo conseguía lo que parecía imposible, los cánticos comenzaron a resonar en todo el recinto nazarí y la fiesta parecía estar completa, los nazaríes estaban a minutos de hacer historia. Sin embargo, el Athletic no bajó los brazos y a falta de 9 minutos para el final, una jugada mal defendida por los rojiblancos permitió que Yuri Berchiche se adentrará al área y sacara un remate raso que se incrustaría en la meta granadina, el estadio quedó silenciado, los bilbaínos estaban consiguiendo el pase a la final dejando al Granada en la lona.

La anotación llenó de confianza a los visitantes que hacían de todo por perder tiempo en los últimos minutos del partido, con la ventaja a favor el Athletic comenzó a jugar su partido y a sacar la experiencia a flote. Antoñin y Fede Vico entraban al quite para tratar de conseguir el gol del pase, pero ya era muy tarde, el equipo vasco se replegó de gran manera y no permitieron que los andaluces tuvieran si quiera una jugada más de peligro.

El partido concluía y con ello se podía observar una gran tristeza por parte de los aficionados que veían como se les escapaba de las manos la gran oportunidad de volver a jugar una final de Copa del Rey. Carlos del Cerro Grande dio el silbatazo final poniéndole fin al sueño granadino que por 6 minutos estuvo en la final, en lo que ha sido una magnifica participación de los andaluces que han dejado todo en la cancha.

Los rojiblancos tendrán que pasar la página rápidamente ya que tienen un partido muy importante el próximo domingo cuando visiten al Levante en el Ciutat de Valencia.

Ficha técnica

Estadio: Nuevo los Cármenes

Árbitro: Carlos del Cerro Grande

Alineaciones

Granada CF: Rui Silva, Dimitri Foulquier (Fede Vico), Germán Sánchez, Domingos Duarte, Carlos Neva /Antoñin), Maxime Gonalons, Yangel Herrera (Yan Eteki), Víctor Díaz, Antonio Puertas, Darwin Machís, Carlos Fernández

Entrenador: Diego Martínez

Athletic Club de Bilbao: Unai Simón, Ander Capa (Iñigo Córdoba), Yeray Álvarez, Unai Nuñez, Iñigo Martínez, Yuri; Mikel San José (Aritz Aduriz), Mikel Vesga, Raúl García, Iker Muniain (Oihan Sancet), Iñaki Williams.

Entrenador: Gaizka Garitano

Rodrigo Vázquez|@rodro201089