El Club de Bádminton Granada ascendió la pasada campaña a la máxima categoría nacional de bádminton, la Liga Nacional División de Honor, en la que ha conseguido mantenerse esta temporada con una gran actuación de todos sus componentes y después de ganar un épico partido por la salvación en Ibiza. De esta forma, el bádminton granadino volvió a la élite nacional catorce años después y se asegura un año más en la categoría.

El equipo dirigido por Salvador Franco está formado por numerosos deportistas procedentes de la provincia granadina, apostando por jugadores jóvenes, de la cantera y que han sido llamados en diferentes ocasiones por la selección española y sus categorías inferiores.

El club, que juega en el pabellón Núñez Blanca, es un ejemplo de superación e ilusión por mantener a Granada en la máxima categoría nacional del bádminton y buscar formas de desarrollo de los jóvenes a través del deporte.