José Manuel Ruiz sabe lo que es estar en siete citas paralímpicas, desde Atlanta 1996 hasta Tokio 2020, pasando por Sídney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, donde fue el abanderado de la expedición española durante la ceremonia de inauguración. Entre todas ellas, ha logrado cinco medallas, dos de ellas de plata y tres de bronce.

En cuanto a la nominación, reconoce que está “algo acostumbrado” a este tipo de nominaciones, “pero no por ello te hace menos ilusión. Voy a compartirla junto a dos clubes (Baloncesto Churriana y Granada CF Genuine) y quiero felicitar a las dos entidades por la labor que realizan, tanto en lo social como en lo deportivo y con tanta ilusión”, afirmaba en la entrevista realizada por Radio MARCA Granada, a los que también quiso agradecer “por haberos acordado de mí”.

En cuanto a los objetivos de cara a este año, confesaba que “los que estamos más cerca de la meta que del inicio de nuestra carrera deportiva tenemos más bagaje, pero mientras estás en activo no echas la vista atrás porque estás centrado en objetivos, como el que tenemos este mes de noviembre en el Palacio de los Deportes, el Mundial de Tenis de Mesa Paralímpico. Tenemos la mente y toda la energía puesta en ese objetivo para llegar en el mejor momento posible a esta cita tan importante para el deporte granadino”.

Para ello, tendrá que competir en los Opens internacionales de Francia y Eslovenia, donde habrá muchos puntos para la clasificación para ese Campeonato del Mundo. “Hace un año sufrí la rotura del tendón de Aquiles y estamos recuperando la fuerza en ese pie, tenemos que llegar en la mejor forma posible”, declaraba el accitano.

“Para mí la superación es el día a día. Cada uno de nosotros intentamos sacar nuestra mejor versión, es lo que intento enseñarle tanto a mi hija como a mis alumnos. La superación es prepararme a diario para enfrentarme a los mejores jugadores nacionales y poder mirarlos de tú a tú. Cada uno tiene un límite, pero para mí las barreras se dan más a nivel mental que físico”.